Ibiza y Formentera a vela

/Ibiza y Formentera a vela

Siempre he sido una apasionada de la mar, la sensación de libertad que me produce admirar su inmensidad es algo insubstituible. Y este amor es el que me llevó hace un par de años a estudiar y conseguir mi carnet de patrona de embarcaciones a vela y a motor; con el que el año pasado viví una aventura inolvidable con los amigos y mi pareja…

Xiribic fue el protagonista de este viaje, más bien de esta travesía. Estaba deseando organizar un viaje a la playa cuando se tanteó la posibilidad de alquilar un velero de 12 metros en Ibiza y hacer la travesía hasta Formentera, donde daríamos la vuelta y descubriríamos los rincones más ocultos de ese pequeño paraíso. Un viaje de 8 días donde tocaría sobrevivir en alta mar y dormir fondeados con una boya a unos cuantos metros de la orilla.

Ibiza y Formentera en velero

Si haces un viaje en velero debes tener en cuenta, principalmente, que tu medio va a ser el agua. No es fácil ir hasta tierra, menos aún cuando no has alquilado el velero con patrón y alguien del grupo debe encargarse de vigilar en todo momento la embarcación. Sin embargo, cualquier dificultad termina olvidándose con la recompensa de vivir en las aguas de Formentera durante unos días.

Consejos para un viaje en velero

  • Compra previa en el supermercado: llenar la nevera de comida, fruta y bebida antes de zarpar.
  • Cocinar cosas fáciles. Si no estás habituado a navegar y cocinar en una embarcación, el hecho de tener que cocinar con el movimiento pendular y el balanceo puede resultarte algo complicado. Puedes improvisar en la compra recetas más sencillas.
  • Ropa para combatir viento y humedad. Aunque sea verano y durante el día las temperaturas alcancen los 35 º, en alta mar existe la humedad y la brisa marina que deben prevenirse con alguna chaqueta paravientos.
  • Mejor chancletas que se aten para evitar perderlas en un descuido.
  • Tener un derrotero o mapa náutico de la zona. Todos los barcos llevan GPS incorporado (2) y disponen de radio para contactar en caso de urgencia, sin embargo, siempre se debe tener un derrotero para ubicarte en caso de apuro.
  • Actitud colaborativa: todos deben colaborar con el manejo de la embarcación.
  • Vigilancia activa y pasiva: es evidente que encima de un barco los peligros son mayores, todos los viajeros deben saber cómo moverse con seguridad y estar siempre atentos.
  • Vigilar mucho con las maniobras y los movimientos en cubierta para que nadie caiga al agua.
  • Agua dulce limitada en los depósitos del barco. Tienes que administrar muy bien el agua por si no puedes llegar hasta el puerto y tienes que cocinar, limpiar, lavar los platos, ducharte, etc.
  • Los objetos siempre atados, es muy fácil perder algo mientras se está navegando o con el simple movimiento de balanceo del agua. Tenerlo todo a son de mar, como dicen los marineros.
  • Crema contra la picadura de medusa. Suelen ser antiestamínicos, son cremas para aliviar el dolor de las picaduras de este animal marino tan frecuente en nuestras aguas.
  • Pastillas para el mareo. Aunque seas resistente a los mareos puedes encontrarte un día con mala mar y estar deseando tenerlas a mano. Añádelo a tu equipaje.
  • Reservar la boya para fondear con antelación. En Formentera sólo puedes dormir fondeado en una boya que debes reservar con antelación, en Ibiza, puedes tener la opción de encontrar un amarre (mucho más caro) en puerto, pero es muy complicado en temporada alta.
  • Sacarte la licencia de pesca: por unos 10 euros y sin examen podrás pescar sin riesgo de multas.

Las maravillas de un viaje en velero

  • Los atardeceres y amaneceres desde la cubierta del velero.
  • Los baños improvisados en cualquier lugar deseado.
  • Las paellas bajo el toldo que nos resguardaba del sol intenso.
  • Las tardes tumbada en la hamaca que colgaba de los mástiles.
  • La cantidad de estrellas que se observan por la noche, alguna fugaz…
  • Los cientos de peces entre los que nadamos…
  • La sensación de correr con la fuerza del viento.

Travesía Ibiza Formentera

La travesía de Ibiza a Formentera, en nuestro caso desde Santa Eulàlia, duró unas 4 horas. Siempre se debe zarpar con los primeros rayos de sol y tener en cuenta que un viaje en velero puede tener todo tipo de imprevistos y que es un viaje para olvidarse de horarios y del reloj, pero a la vez para partir con tiempo.

Ibiza y Formentera en velero

Estuvimos cuatro días en Formentera durante los que dimos la vuelta a la isla. Recomiendo, por lo menos un día, coger la zodiac (embarcación auxiliar que siempre llevan los veleros) y ver un atardecer pisando tierra. Las sensaciones son completamente distintas pero las dos son inolvidables y poder compararlas es una oportunidad que no se puede desaprovechar.

Ibiza y Formentera en velero

Terminamos nuestro viaje en Ibiza, desde donde nos acercamos hasta Es Vedrà, un islote y reserva natural cercana. Dormimos en Ses Salines, en Ibiza, y despedimos nuestro viaje con un merecido y refrescante Gin Tonic mientras obsevábamos a nuestro compañero de viaje, el Xiribic, descansando de un largo viaje.

Ibiza y Formentera en velero

Os dejo algunas de las fotos de la primera aventura en velero a Ibiza y Formentera:
Álbum de fotos: Ibiza y Formentera en velero

Datos útiles

 

By | 2017-05-15T10:30:09+00:00 abril 3rd, 2011|España, Experiencias, Grandes viajes|4 Comments

About the Author:

  1. Alberto 3 febrero, 2013 at 22:36 - Reply

    Nos ha gustado mucho vuestro blog, estaremos pendientes a vuestras noticias!!

    Gracias por vuestro trabajo amig@s…

  2. Vero 11 julio, 2013 at 11:27 - Reply

    Hola! Yo lo hice y fue una experiencia inolvidable, lo recomiendo a los 4 vientos :p

  3. Ricard 26 enero, 2016 at 14:29 - Reply

    Los viajes en velero son fantásticos..
    muchas gracias por tu post, me ha gustado mucho!

Leave A Comment