La Fageda d’en Jordà con niños

Home/La Fageda d’en Jordà con niños

La Fageda d’en Jordà, en la Garrotxa, es uno de los destinos turísticos por excelencia cuando llega el otoño. El subsuelo de este bosque de hayedos se convierte en una tupida alfombra de hojas marrones que cautivan al visitante. Sin embargo, y alejándonos de esta época tan saturada de “turistas” quiero recomendar la visita a La Fageda d’en Jordà en verano, durmiendo dentro de la misma Fageda y gozando de las silenciosas noches estrelladas desde el balcón de tu apartamento.

Alojarse en la Fageda d’en Jordà con niños y perro

Hace aproximadamente tres años que mi vida dio un vuelco, me convertí en madre de mi primera hija. Desde entonces, mi vida viajera se ha centrado en destinos donde podamos ir juntos toda la familia, Aina y su hermanita de un año, mi marido y, por poco que pueda, también mi perrita.

No es fácil encontrar destinos de vacaciones donde se pueda viajar con niños de tan corta edad y también con tu mascota; es por ello que en este post compartiré una de las escapadas rurales que he hecho en un par de ocasiones por mi amada Catalunya y que permiten que todos disfrutemos de unos días de descanso rodeados de naturaleza.

Hace unos años encontré por casualidad un alojamiento rural idílico, cómodo, bonito, junto a un camino de tierra de acceso a la Fageda. La primera casa antes de entrar en este paisaje de ensueño, una casa dividida en 4 apartamentos de entre dos y cuatro plazas donde permiten que te instales con tu perro quién será el miembro más feliz de la familia. Es la segunda vez que duermo en Cal Cisteller, primero fue solo con mi perrita y ahora hemos repetido con las niñas.

Dormir dentro de La Fageda

Cuando digo dentro de la Fageda es dentro; es decir, sales por la puerta y coges el camino de tierra por donde pasan los carruajes de caballos. No tienes que coger el coche, puedes empezar la ruta circular para visitar los volcanes Cruscat y Santa Maragita (4h aprox); incluso llegar hasta Olot.

Dentro de La Fageda se encuentra la fábrica/granja/proyecto social de yogures La Fageda, de una cremosidad exquisita y que superan las ventas de Danone en Catalunya. En otro post explicaré como fue la vista a la granja, la experiencia que más me gustó de estas vacaciones para hacer con niños.

Experiencias con niños en La Fageda d’en Jordà

Tras una semana en La Fageda hemos realizado casi todas las actividades infantiles posibles, con diferentes sensaciones y valoraciones:

  • Visita con carruaje de caballos: La ruta sale del aparcamiento de los volcanes, son 5€ por persona a partir de 1 año y 10€ cada adulto. Pueden subir los perros. La ruta dura unos 45 minutos, se adentra en el hayedo y se vuelve al punto de salida. Te leen el poema de Joan Maragall sobre La Fageda y puedes bajarte del carruaje unos 10 minutos para realizar algunas fotos. A los niños les encanta, los más pequeños pueden sentarse junto al conductor y ver de cerca los enormes caballos de raza percherón, de casi 300 kg y con unas dimensiones y belleza incomparables. Al terminar, puedes comprar por 5€ o 10€ una herradura vieja como recuerdo.
  • Carrilet de los volcanes: El carrilet es la recreación del antiguo tren que hacía la ruta Olot-Girona y se acerca hasta el volcán Cruscat, con salida desde el Camping Lava. Para ir los 4 pagamos unos 28€, hace calor, el tren no es un tren, sino más bien un vehículo de ruedas, no se visualiza ni adentra en ninguna zona especial y se hace largo con niños. Mucho polvo también. Sin duda, no recomendaría esta experiencia, a mi entender no merece la pena.
  • Visita a la fábrica de yogures La Fageda: Esta vista ha sido todo un acierto. Te explican como se realizan los yogures empezando por los cuidados de las vacas, la extracción de la leche, la fermentación y envasado hasta terminar con una fantástica y generosa degustación de productos.
  • Vuelta en ponis desde el Camping Ecológico Lava: Al terminar la vuelta en carruaje de caballos por La Fageda te regalan una vuelta en poni. Cuando digo una vuelta, es una vuelta de 2 minutos por el aparcamiento del camping, con lo que probablemente tu hijo te pida más y tengas que comprar el pase de 5€ para 15 minutos o el de 10€ para media hora de ruta. ¡Les encantará!
  • Volcán Santa Margarita: La ruta empieza en el parking de los volcanes, 4€ de tarifa única. Un truco para evitar pagar el parking… a 30 o 40m del parking se encuentra el acceso de entrada al Camping Lava; nada más entrar, existe una zona libre de aparcamiento junto a un bar. La caminata son unos 1,7 km ida más 1,7 km de vuelta. No se puede realizar con cochecito de bebés, pero sí con una mochila tipo trekking. El recorrido parece corto pero hace subida y los más pequeños pueden cansarse. Al final del camino nos encontramos con el cráter donde se encuentra la famosa capilla que aparece en todas las fotos. Se puede realizar el recorrido circular de los volcanes, de unas 4h, en el que se visitan el Cruscat y el Santa Margarita.
  • Piscina Can Xel: Can Xel es uno de los restaurantes y hostales de la zona, lo que muchos no saben es que también tienen unas piscinas abiertas al público pagando la entrada. Cuando el calor aprieta, y con niños, se convierte en una buena opción para pasar el día. Un bañito refrescante con vistas y un buen helado. Plan perfecto para los peques. El dueño de Cal Cisteller tuvo la cortesía de regalarnos unas entradas para podernos refrescar en esos días tan calurosos.
  • Vista a Santa Pau: Entre todos los pueblos cercanos recomendaría la vista a esta localidad, conocida por los populares “Fesols de Santa Pau”, como dicen los autóctonos “Cuando hay fesols, fesols; cuando no, lentejas que también son muy buenas”, haciendo guasa de la fuerte demanda de los visitantes que en ocasiones termina con las existencias de estas habas con denominación de origen. El pueblo es precioso, se recorre en una hora como mucho, casas de piedra cuidadosamente decoradas con flores, la plaza mayor con la iglesia como punto central, callejuelas de postal… La oficina de turismo propone un juego de pistas para los peques mayores de 5 años donde salen de la oficina disfrazados, con espada y escudo de madera incluidos. Mis hijas eran demasiado pequeñas para realizarla pero me pareció interesante.

 

By | 2017-09-25T13:50:34+00:00 septiembre 25th, 2017|Experiencias, Viajar con niños, Viajar con perro|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment